EL ESPAÑOLITO

Capítulo 45

 

Hoy es domingo 12 de julio de 2020. Se celebran elecciones para elegir presidente en Galicia y País Vasco. Sea cual sea el resultado, el españolito seguirá igual.

Pero el españolito ya no se deja engañar por tantas promesas falsas de los políticos. Vienen a su memoria aquellas palabras ácidas y envenenadas de X4 a X1: “Habla de veneno quien reparte cicuta”

“Tal vez de ahora en adelante, a causa de esta maldita pandemia del Covid-19, a los políticos se les reblandezca su corazón de acero y se vuelvan más razonables y educados… ¿O todo lo contrario?” –piensa hoy el españolito, a punto de echarse una siesta.

Pero las malas noticias de la tele no le dan tregua.

-Hoy se han producido 107 casos de coronavirus en L´Hospitalet de Llobregat, la ciudad más poblada de España, lo cual resulta preocupante.

A continuación aparece la figura del “honorable President de la Generalitat”.

-No nos temblará la mano si tenemos que confinar a la Comunidad entera –afirma X2.

“¡Bingo!” –exclama el españolito, sobresaltado de su siesta-. “El President tiene razón en lo que dice. El asunto es muy preocupante. Viene a añadirse a lo del Segriá, ya con más de 200.000 personas confinadas, por culpa de los desdichados temporeros, que viven en condiciones míseras y nos han transmitido el virus… ¡Todo un éxito de la sociedad catalana, que tanto presume de igualdad y justicia social para todo el mundo! Quizá esto no ocurriría en la gloriosa República Catalana…, pero por el momento el President parece haberse olvidado de ella”.

Una sonrisa de desdén y desprecio se dibuja en su rostro cansado.

“Pero el otro día aún tiene el atrevimiento de echarle la culpa de todo a Madrid” –balbucea finalmente.

Cambia de canal y aparece una de las cadenas más populares, presentando un panorama bastante negro de lo que está ocurriendo con la pandemia.

-Más de 100 brotes y rebrotes en toda España: A Mariña (Lugo), más de 75.000 personas confinadas; Ordizia, Madrid, Andalucía, Aragón, Murcia, Navarra, Extremadura… Sólo se salvan de tener brotes del virus Ceuta y Melilla. Los contagiados en España ya superan los 253.000 y los muertos 28.403. En la última semana murieron 7 personas.

“El drama no se ha acabado, a pesar del levantamiento del estado de alarma” –piensa con tristeza el españolito, mientras desinfecta su mascarilla-. “Creo que la lucha contra el virus se debería convertir en un reto para cada uno de nosotros, de lo contrario no lo venceremos. Pero la gente mal educada, que no sigue en lo más mínimo las advertencias sanitarias, puede dar al traste con las buenas intenciones de unos cuantos. Las imágenes de la gente aglomerada en fiestas y playas hablan por si solas. Por su parte, el gobierno de la nación o de la respectiva Comunidad parecen haber tirado la toalla; se sienten incapaces de controlar la situación y como una medida desesperada nos obligan a llevar casi en todo momento la mascarilla.   ¡Dios nos ampare!”

 

Capítulo 46

 

El españolito no sale de su asombro e indignación. Un Rey emérito en paradero desconocido desde el día 2 de agosto –fuera de España. Una vergüenza para la monarquía. Y el coronavirus que no deja de propagarse por todo el territorio, con sus brotes y rebrotes, que posiblemente acabe con otro estado de alarma, si Dios no lo remedia…

-Es indignante que el Rey emérito se vaya de España sin haber dado explicaciones a los españoles –manifiesta X5, con semblante serio y preocupado.

Y cuando los periodistas le preguntan al Presidente (X1) por el paradero del emérito, durante la reunión para dar cuenta de los acuerdos de la Conferencia de Presidentes de las Comunidades, simplemente contesta:

-No tengo información.

“¡Olé, olé, olé…!” –balbucea el españolito, entre dientes, con una mirada de menosprecio hacia la imagen de la tele-. “Sabes que nos estás engañando, querido presi. Ahora, después de una semana en la misma situación, nos enteramos de que hubo un acuerdo entre padre e hijo, con la presencia del Presidente, para que el emérito dejara España. ¿Cómo no vas a saber dónde está?”

El españolito se revolcó en el sofá, sintiéndose humillado.

“Los Borbones nunca han traído nada bueno a España” –pensó con tristeza-“Siempre han sido unos parásitos. Pero lo del emérito, si es cierto, ya clama al cielo. Se trata nada menos que de 2.000 millones estafados a las arcas públicas. 65 millones regalados a una amante (Corina Larsen) despechada, que no dudó ni un momento en contar su verdad sobre la vergüenza de la monarquía a un comisario ahora encarcelado. Hay tema para montar una película en donde hay malvados por todas partes. A mi, como español, nada me importaría todo esto si no fuera porque todos podríamos vivir mejor con el dinero que nos roban. Menos mal que los abogados del ex rey han dicho que su cliente está dispuesto a colaborar con la justicia…”

Aparece ahora una declaración de un representante del Parlament de Catalunya.

-El Parlament ha votado una resolución confirmando la República Catalana –afirma-. Por lo tanto, los catalanes no tenemos Rey.

“¡Vaya una bobada!” –piensa el españolito-. “¿Y cómo piensan hacer efectiva dicha república? Esta república de momento sólo está en la imaginación de los catalanes. Pero tiempo al tiempo, puede que la monarquía, tal como se está portando, acabe dando paso no sólo a la República Catalana, sino a la III República Española…”

Después de un rosario de imágenes sobre la horrible catástrofe de Beirut, en la que han encontrado ya 160 muertos y miles de heridos y casi media ciudad destruida por las explosiones, aparecen algunos datos de la mayor tragedia humanitaria del siglo XXI: el Covid-19.

-Hace un mes había 150 contagios por semana y hoy se cuentan 650. Hace un mes había 7 personas por semana en la UCI, hoy hay 40. Esto con respecto a España. En cuanto a algunos países del resto del mundo, resulta también aterrador: EEUU, 4 millones de infectados y 160.000 muertos; Brasil, 2 millones de infectados y 100.000 muertos; India y Rusia…, ni se sabe con certeza. Sin embargo, han dejado de hablar de China. ¿Qué está pasando?

El españolito, al ver semejantes datos, siente que ya empiezan a fallarle las fuerzas para seguir viviendo…

“¿Cuándo me tocará a mi?” –se pregunta con tristeza.

Y ante la impotencia de no poder hacer nada para evitarlo, exclama:

“¡Dios nos ampare, Dios nos ampare…!”

Y cierra la tele.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s