UN RESPIRO PARA EL DELTA DEL LLOBREGAT

Érase una vez el delta de un río sucio en toda su longitud, a excepción de unos cuantos kilómetros desde su nacimiento en Castellar de n´Hug, en la sierra del Cadí.

El Llobregat es uno de los principales ríos de Catalunya, que discurre por diversas zonas industriales. En distintas épocas han ido a parar al río vertidos de todo tipo, aunque parece que últimamente se ha saneado algo, llegando a crear algunas zonas de esparcimiento en sus orillas.

Sin embargo, en su desembocadura, aprisionado por el gran aeropuerto de Barcelona, forma un delta de importancia Ramsar, Zepa, espacio Natura 2000, etc. Pues bien, a pesar de su indudable mérito como espacio medioambiental, siempre ha sufrido agresiones para limitar su extensión, y si no ha llegado a desaparecer ha sido por la defensa constante de los grupos ecologistas, pues las ampliaciones del aeropuerto siempre han prevalecido sobre la conservación. En otros tiempos el delta era mucho más extenso.

Y así llegamos al último intento, hace unos días, de acabar con el Delta del Llobregat: una inversión de 1.700 millones de euros ofrecidos por el Gobierno central para crear una nueva pista de 500 metros que se llevaría por delante la laguna de La Ricarda. El Gobierno esperaba la aceptación de la Generalitat de Catalunya, pero se equivocó, con lo cual, de momento la fauna del delta puede respirar tranquila, aunque no tenga mucho espacio vital, al contrario que los aviones que vuelan constantemente sobre sus cabezas.

En resumidas cuentas, lo que está claro es el eterno problema: ¿debemos sacrificar un espacio vital para las aves y muchos mamíferos en aras del progreso? Ya hablan de la ruina de Catalunya si se abandona esta oferta del Gobierno. Entre los partidos políticos catalanes hay enormes discrepancias. Pero parece que el sentido común debería prevalecer, pues como dicen algunas autoridades medioambientales, en un momento de transición ecológica como el que estamos viviendo, hay que tomar en serio la conservación y restringir algunas obras importantes en nombre de un progreso mal entendido. Y decir que se crearía una zona de compensación que sustituiría a la laguna destruida, no cuenta con la favorable opinión de muchos expertos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s