¡¡¡Y LLEGÓ LA NAVIDAD!!!

Mientras escribo estas líneas está sonando un villancico típico de estas fechas. Así ha sido desde hace 2.017 años. Parece como si en todo el mundo cristiano reinara la paz y la alegría. Enormes cantidades de dulces y bebidas se consumen en estas fechas. La gente de buena voluntad se felicita y abraza.  Finalmente, las luces navideñas engalanan la mayor parte de las ciudades del mundo.

Sin embargo, el tiempo de los buenos deseos y celebraciones sólo dura unos cuantos días; es más, en algunos países las guerras no respetan ni la navidad. Por otra parte, los 1.000 millones de hambrientos que existen en el mundo no ven otra cosa en la navidad que solemnizar su mísera existencia. No les basta con sólo el deseo de paz y fraternidad entre el resto de los mortales. Necesitan soluciones. Y los líderes mundiales se acuestan con la panza llena.

Ni siquiera en los países ricos -como España-, en donde también hay pobres, la navidad consigue cambiar algo la mentalidad de la gente, y en especial la de nuestros gobernantes o partidos políticos, que siguen enfrentados en peleas de gallos sin ofrecer ninguna solución a los problemas de la gente y sí, en cambio, fomentar el odio.

Año tras año, se seguirá celebrando la navidad, que no será otra cosa que una caricatura de la realidad de la gente, de lo que está pasando en el mundo; sólo será una fiesta que mueve millones, en donde se come y bebe en exceso y se saca a relucir la hipocresía del ser humano.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s